La teoría
MakeyMakey es una placa desarrollada por JoyLabz (Jay Silver and Eric Rosenbaum del MIT Media Lab y SparkFun Electronics) y financiada por crowdfunding. MakeyMakey convierte cualquier superficie ligeramente conductora en una tecla: se pueden usar frutas, plantas, piel, agua… La placa se conecta por USB a un ordenador (PC, Mac o Linux) y el ordenador reconoce que se ha conectado un teclado o un ratón. Cuando se cierra el circuito, uniendo cualquiera de las conexiones a la conexión de tierra de la placa, el ordenador interpreta que se ha pulsado la tecla correspondiente a esa conexión.

El MakeyMakey viene programado de fábrica para generar las siguientes pulsaciones: teclas del cursor, espacio, clic izquierdo, w, a, s, d, f, g, las cuatro direcciones del ratón, clic derecho y clic izquierdo (una vez más), pero se puede programar de manera muy sencilla para generar las pulsaciones que necesitemos. Al disponer de dieciocho conectores se pueden definir hasta dieciocho teclas, y se pueden pulsar simultáneamente seis, como en un teclado estándar. MakeyMakey es compatible con Arduino (lleva un ATMega32u4 con el firmware del Leonardo), así podemos reprogramar las conexiones desde el propio entorno de desarrollo de Arduino. Sparkfun detalla los pasos a seguir en la página MaKey MaKey Quickstart Guide (Part 2)

La práctica
Para probar el MakeyMakey hemos creado una pianola pintando con grafito sobre un folio. Cada columna representa una nota, y cada fila, un paso en el tiempo. Las columnas / notas están unidas a los conectores del MakeyMakey y el intérprete está unido a tierra. Al pulsar una de las teclas se cierra el circuito y se envía una pulsación al ordenador, como si se pulsara la tecla. Para aprovechar recursos al máximo, en vez de pintar un teclado entero, sólo pintamos las notas que figuran en la composición. Una vez que sabemos qué notas vamos a usar, miramos con qué teclas del teclado se corresponden; para ello usamos el programa MidiKeys, que convierte las pulsaciones de teclado en notas MIDI que enrutamos a un generador de sonido.

El resultado
MakeyMakey es bastante estable y reconoce las pulsaciones correctamente, sin generar pulsaciones fantasma. Al disponer del código fuente, podemos ajustar el mapeo entre sensores y teclas, la sensibilidad de las lecturas y velocidad de respuesta para cada proyecto. La facilidad de uso nos permite hacer tanto prototipos como proyectos finales de manera muy rápida.